21 errores de novato que debes evitar en Facebook

Comparte
Votos

errores que debes evitar en FacebookFacebook es la red social más popular entre los usuarios de internet. Es por eso que la mayoría de las empresas eligen Facebook como primera opción cuando piensan en hacer estrategia digital o Social Media.
 
Por eso, en esta red social es muy habitual ver como las empresas comenten errores de novatos que les terminan pasando factura en su imagen, en su reputación y en sus ventas.
 
Así que para ayudaros a dar un empujón a vuestra presencia en esta red social, hemos querido hacer un listado con los errores que debéis evitar en Facebook si queréis sacarle el máximo partido a la red social más popular del mundo.
 
 
21 ERRORES DE NOVATO QUE DEBES EVITAR EN FACEBOOK
 
 

Infografía errores que debes evitar en Facebook

1. No tener un perfil de empresa: Pese a que ya lo hemos dicho hasta la saciedad aun son  muchas las PYMES que se lanzan a Facebook con un perfil de persona en vez del de empresa y esto es un error grave, ya que no solo hacemos que nuestra empresa se vea como poco profesional, sino que entre otras cosas, incumple las normas de Facebook y nos lo pueden cerrar.

 

2. No personalizar el perfil de empresa por completo: Este es otro de los fallos típicos. Pero aun son muchas las Pymes que tienen el perfil de Facebook a medias: sin foto, sin cover, sin información sobre la empresa, etc. Facebook nos ofrece la posibilidad de personalizar bastante nuestro perfil mediante la foto, el cover, y además nos permite incluir información de nuestra empresa que es muy útil para el usuario: desde la web, hasta la dirección, el horario o el rango de precios. Por eso, debemos aprovechar esa oportunidad y añadir toda la información posible ya que nos puede hacer ganar conversiones y futuros clientes.

 

3. Tener varias cuentas para la empresa: a los más avispados les gusta crear muchas páginas para su empresa. Sin embargo este es un error estratégico grave, ya que la gente no sabe cuál de todas las páginas es la buena y cuál debe seguir. Además así deberemos hacer el doble de esfuerzo para mantener nuestras páginas al día. Por eso, si tienes más de una página para la misma empresa te recomendamos que las unifiques lo antes posible para que sea más fácil rentabilizar tu estrategia de social media marketing.

 

4. Hacer publicaciones como persona y no como empresa: Facebook nos deja acceder a los perfiles de empresa desde nuestro perfil personal. Y eso a veces hace que nos equivoquemos y hagamos publicaciones como nosotros en vez de como nuestra empresa. Por eso, os recomendamos que siempre reviséis desde qué perfil se están  haciendo las publicaciones para evitar este fallo que nos resta credibilidad como empresa.

 

5. No mirar las estadísticas periódicamente: una de las grandes ventajas de las páginas de Facebook para empresas es que nos ofrecen estadísticas muy interesantes sobre nuestra página y, lo más importante, sobre nuestros usuarios y cómo interactúan con nosotros. Pero de nada sirve que Facebook nos de todos estos datos si luego no los miramos nunca. Por eso os recomendamos que miréis las estadísticas de uso de vuestras páginas de Facebook al menos una vez a la semana. De este modo podréis conocer mejor a vuestros usuarios y saber, por ejemplo, cuál es el horario más adecuado para realizar publicaciones, cuáles son las que más funcionan, etc.

 

6. Publicar solo en horas de trabajo: Las Pymes y los emprendedores suelen hacer las publicaciones en las redes sociales en su horario laboral, cosa que tiene lógica ya que es cuando tienen tiempo físico para hacerlo. Pero éste es un gran error, porque debemos hacer las publicaciones cuando nuestro usuario está conectado para que tengamos más posibilidades de que las vea. Por eso, os recomendamos programar algunas publicaciones de Facebook. Esto podéis hacerlo desde el botón programar desde vuestra página de empresas de Facebook o mediante herramientas externas de gestión de social media.

 

7. No contestar los comentarios positivos: Es maravilloso que la gente que sigue a nuestra empresa y nuestra marca dedique tiempo para escribirnos o valorarnos. Y es un fallo garrafal no contestar los comentarios, agradecer,… y en resumidas cuentas interactuar con nuestro público potencial. Si contestamos los mensajes y comentarios que nos escriben no solo estamos mejorando nuestra imagen de marca, sino que podremos conocer con más profundidad a nuestro público potencial y guiarlo para que compre nuestros productos y nuestros servicios.

 

8. No contestar a los comentarios negativos: El mundo de internet está lleno de trolls y de usuarios descontentos y es probable que puedan dejarnos alguna crítica o queja de comentario. Muchas empresas suelen obviar este tipo de comentarios, cosa que es un ¡error garrafal! Debemos contestar todos los mensajes, y especialmente los negativos intentando ofrecer soluciones a nuestros usuarios para mejorar su relación con nuestra empresa. De lo contrario, no solo perderemos un cliente, sino que tendremos un enemigo de por vida.

 

9. Escribir en mayúsculas: Es una de las costumbres más molestas que nos encontramos en Facebook. Y es que leer en mayúsculas es más costoso que leer en minúsculas. Además que da la sensación que estamos chillando al usuario. Así que ¡evítalo por completo!

 

10. Hacer publicaciones solo de texto: Algunas Pymes por falta de tiempo o desconocimiento tienden a publicar mensajes únicamente de texto. Esto es un error que nos puede hacer perder visibilidad. Está demostrado que las publicaciones que están acompañadas de imágenes llaman mucho más la atención y, por lo tanto, tienen más posibilidades de captar, persuadir e invitar a interactuar a tu público potencial. Así que ¡merece la pena aprovechar esa oportunidad!

 

11. Hacer publicaciones solo de fotografías: Una imagen vale más que mil palabras, es cierto, pero las publicaciones que no llevan un texto introductorio suelen tener menos engagment que las que si lo tienen. Por lo tanto, cuando publiques una imagen recuerda explicar brevemente a tus usuarios de qué va esa imagen que estás compartiendo con ellos.

 

12. Hacer publicaciones solo de vídeos: Los vídeos pueden ser muy atractivos para tu público potencial. Sin embargo, es muy probable que tus usuarios no siempre tengan tiempo para ver los vídeos de compartes con ellos, por lo que estarás desperdiciando una oportunidad de oro para comunicarte con ellos. Por eso, primero recuerda introducir una intro de texto para presentar el vídeo y asegúrate de cuál es la mejor hora para publicar vídeos en tu página de empresa.

 

13. Hacer publicaciones muy largas: Los hay que son adictos a la novela. Y como tal son sus publicaciones en su página de empresa de Facebook. Sin embargo, y como dice el refrán: “lo bueno si breve dos veces bueno”. Y lo cierto es que los usuarios de Facebook no leen las publicaciones muy largas ¡Da pereza! Así que no te extiendas en demasie con tus publicaciones de Facebook y se breve, sintético y persuasivo. Y si tienes mucho que decir acompaña tu publicación con un link a tu página web donde el usuario que esté interesado pueda ver el artículo o el mensaje completo.

 

14. No organizar las fotos por categorías: Es habitual publicar las fotos en la biografía de la página de empresa para que tenga más visibilidad. Sin embargo, si tenemos todas las fotografías e imágenes en la biografía es más difícil que el usuario pueda ver nuestros productos y servicios de una forma fácil y rápida. Por eso, es recomendable crear diversos álbumes de fotos por categorías de productos, servicios, etc. y re-ordenar las fotos de nuestra biografía por categorías para que nuestros usuarios puedan ver aquellos trabajos de forma ordenada. Por lo que podemos publicar las fotos en la biografía y después desde la pestaña de fotos de nuestra página de Facebook podemos mover todas nuestras imágenes a otros álbumes y así mejorar crear nuestra propia galería online de productos y servicios.

 

15. Publicar imágenes de mala calidad: Las imágenes llaman más la atención pero eso no significa que todo vale. Y eso implica que hay que evitar subir imágenes distorsionadas, pixeladas,… o simplemente montajes ¡cutres! Todo lo que publicamos en Facebook es un reflejo de nuestra empresa. Y eso implica que si nuestra empresa utiliza imágenes cutres y de mala calidad para sus publicaciones en Facebook está diciendo que es una empresa cutre y de mala calidad.

 

16. Publicar imágenes “robadas”: Este es otro de los grandes errores de muchísimas empresas. Y es hacer publicaciones con fotos “tomadas prestadas sin permiso” de internet. Muchas de las fotos que encontramos en Google, tienen copyright o derechos de autor, por lo que no las podemos utilizar libremente para nuestras publicaciones comerciales. De hecho el uso ilícito de imágenes protegidas puede acarrearnos una multa sustanciosa, por lo que no merece la pena jugarnos el tipo pudiendo hacer fotos propias y cogiéndolas de bancos de imágenes gratuitos. 

 

17. Hacer publicaciones engañosas: Este es un fallo estratégico que dice muy poco a favor de las empresas que lo realizan. Y es que no hay nada peor que la publicidad engañosa ya sea en la biografía de Facebook, en un banner o en un anuncio de la televisión. Los usuarios no son tontos y no les gusta sentirse engañados. Así que si anuncias en Facebook que, por ejemplo, haces un sorteo ¡Hazlo! Recuerda que tu reputación está en juego.

 

18. Hacer publicaciones cada muerte de obispo: Esto es muy habitual en Facebook. Y es que hay muchísimas empresas que tienen un perfil pero luego nadie los gestiona y prácticamente nunca hacen publicaciones de contenido. Por lo que es casi imposible que así una estrategia en redes sociales sea rentable. Recuerda: no solo debes tener una página, sino que debes convertirla en una comunidad interactiva para que puedas sacarle rentabilidad.

 

19. Hacer demasiadas publicaciones diarias: Hay empresas que creen que las cosas que publican son muy interesantes y hacen 10, 20, 30… publicaciones diarias. Este es un gran error. De hecho si te excedes con las publicaciones verás como baja el número de seguidores de forma rápida e implacable ya que ningún usuario quiere que se sature su biografía con publicaciones monotemáticas de una empresa. Así que ¡dosifica!

 

20. No hacer publicidad en Facebook: Desde que Facebook cambió su algoritmo y perjudicó la visibilidad orgánica de las páginas de empresas la publicidad en Facebook es una de las mejores armas para captar nuevos clientes a través de esta red social. Y es que una buena campaña de publicidad en Facebook puede hacernos crecer exponencialmente y a un coste muy inferior a la publicidad tradicional. Por lo que, si queremos darle un empujoncito a nuestra empresa, ¡merece la pena hacer la prueba!

 

21. Dejar la gestión de Facebook en manos inexpertas: este es quizás el mayor error y el más típico que además hacer que se comentan casi todos los errores que hemos mencionado con anterioridad: dejar que el hijo, el amigo o el vecino gestione nuestra pagina de empresas de Facebook. Y es que gestionar adecuadamente una página de Facebook no es apto para cualquiera y requiere de conocimientos muy específicos del mercado, de comunicación, de diseño, de redacción, de analítica, de estrategia, de sicología, etc. Por lo que, si queremos que nuestra estrategia en Facebook sea rentable, debemos invertir en contratar a un profesional o un equipo de profesionales capacitados que sea capaz de amortizar y rentabilizar al máximo nuestra inversión en todos los sentidos. De lo contrario, podemos perder tiempo, dinero, reputación, imagen, clientes y ventas.

 

 

¿Comentes alguno de estos errores de novato en Facebook? 
 
Comparte

Artículos relacionados

Comenta este artículo